sábado, 25 de diciembre de 2010

Epílogo


 Como todo lo que empieza tiene que acabar, quería terminar el blog con esta última entrada cómo epílogo de las anteriores.

Por qué la imaginación nos inspira, nos atrapa y nos adormece formando parte de cada uno de nosotros sin saberlo aveces siquiera, quería homenajearla con este blog, el espacio y momento que se merece por lo mucho que ocupa en nuestras vidas háciendolas maravillosas e interesantes.


                 
                            Be water, my friend


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada